La cocina de un sólo plato

Hay tantos platos como estrellas tiene el firmamento y es tan amplio el abanico, que no pudiendo tenerlos todos, al menos se podría tener uno y bordarlo. Es otra fórmula.

El restaurante de un sólo plato existe y voy a analizarlo en una zona concreta del planeta, Asia oriental.
Estos establecimientos de comida que ofrecen la “opción única” suelen encontrarse a pie de calle, pero en los últimos años y con la aprobación de normativas referentes a higiene y salud en materia de alimentación, algunos de ellos se han visto obligados a trasladarse a locales, transformándose en pequeños restaurantes muy especializados. A día de hoy se abren nuevos restaurantes con esta intención que perdura en el tiempo, ofrecer un único plato, que es un plato único, cuya receta y secretos han pasado de generación en generación.
Una peculiaridad de estos lugares es su horario. Muchos de ellos “terminan el día” cuando se termina la comida, hasta donde llegue.

En muchas ocasiones y por desconocimiento se asocian a una cocina fácil, simple, comida callejera, pero al margen de dónde se sirvan, en la calle o en un local, no son tan sencillos de elaborar ni nacieron como respuesta a una idea de negocio. Es por ello que algunos hayan desaparecido después de varias generaciones. Es un trabajo sacrificado, hacer un sólo plato con la misma humildad, esfuerzo y dedicación no es fácil y son muchas las horas de trabajo, que se repiten día tras día, como para mantener la ilusión intacta.

Ejemplo visual de este tipo de cocina:
Restaurante de sopa de pollo en la ciudad de Hefei-Anhui-China.

Y es que muchos de estos platos requieren de caldos y salsas con largos tiempos de cocción, de ingredientes que se trabajan independientemente, que forman parte tanto de las elaboraciones previas como de las guarniciones que los complementan.
Al margen de su complejidad, de la dedicación que precisen, de los sencillos que resulten, hay que saber hacerlos. En el dominio de los métodos de cocción y en el conocimiento de cada uno de los ingredientes está la clave para obtener el resultado buscado e incluso mejorarlo con el paso del tiempo.
Quien prepara estos platos día tras día es un excelente cocinero, que está en uno de los muchos caminos por los que se puede transitar dentro del inmenso mundo de la cocina.

Desde Indonesia hasta Japón, pasando por China, Vietnam, Malasia…, nos podemos sentar a comer un plato y compartir ese delicioso momento con el resto de clientes, que sabes que están disfrutando de lo mismo que tú.

Son platos muy personales, son platos con historias y son platos que nunca se olvidan.

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s